LENGUAJE PRIMORDIAL (POESÍA): RECURSO

miércoles, marzo 08, 2006

RECURSO


Hoy he aprendido a medir el deseo
Lo he medido en tiempo por distancia
-las veces que el largo de mis manos
cabe en el mapa de tu cuerpo-
en los instantes (eternos)
de nuestros encuentros furtivos.

Lo he medido en kilómetros
que ha viajado mi alma
para conocer el aroma de tus besos.

Ahora invento un instrumento
para atenuar la nostalgia.


links to this post

9 Comments:

Blogger nika said...

cuando encuentres ese instrumento milagroso, compártelo, pues estoy segura de que hay muchas almas en vela esperando por un artilugio como ese.

de todas formas me declaro algo incrédula: la nostalgia carece de remedio, a veces ni el paso del tiempo logra atenuar sus ganas.

besos.

jue. mar. 09, 12:03:00 a. m. 2006  
Blogger L said...

Sí, yo también quisiera uno.

jue. mar. 09, 09:37:00 p. m. 2006  
Blogger fgiucich said...

El largo caminar de las caricias ha encontrado ese cuerpo para conocer el aroma y la nostalgia. Te saludo, poeta.

vie. mar. 10, 04:46:00 p. m. 2006  
Blogger El Navegante said...

Hola Rodolfo, poeta apasionado , si los hay.
Espero que puedas hallar la fórmula mágica para materializar ese invento.
No te olvides de dejarme un plano en el blog, que nunca estará de más.
Los brasileros hablan de saudades, es ua palabra que encierra para mí lo más profundo de la definición de las nostalgias.
Luego de un viaje aún furtivo, como el que con tu habitual estilo poético has descritp con las palabras más que necesarias, las huellas que suele dejar deben ser inmensas, a saudade e de mais, diría un hermano de aquéllas tierras.
Un abrazo.

sáb. mar. 11, 02:13:00 a. m. 2006  
Blogger protheus said...

Un instrumento... ¡Vaya!

Prolífico poeta eres.

Saludos desde Venezuela.

sáb. mar. 11, 08:42:00 a. m. 2006  
Blogger indianguman said...

Hermoso, me ha encantado.

Claro que hay cosas inconmensurables y males que no se pueden curar.

Saludos!

lun. mar. 13, 03:56:00 a. m. 2006  
Blogger Rey muerto said...

No creo en sufrir para ser recompensado, por eso creo que la nostalgia no es un disfraz de la tristeza sino la alegria de saber que guardo tu aroma y te voy a reconocer. Es mejor fórmula.

¿No es mucho más fácil así dejar de ser un holograma?

Me gustó mucho tu poema y he dejado dicho en mi blog que te admiro.

Un abrazo.

lun. mar. 13, 06:54:00 a. m. 2006  
Blogger Darilea said...

Preciosa poesía
inventar un instrumento para atenuar nostalgia, si triunfaras
hazmelo llegar.
Besitos.

lun. mar. 13, 04:11:00 p. m. 2006  
Blogger palabraserrantes said...

Y ahora que el azar me sorprende,y me conmueve, y me asusta... y me arrojo al juego.
Ese, que siendo aún no es pero lo será... me pregunto qué sucederá luego.
Cuando los kilométros recorridos por él sean el camino de regreso.
Si acaso encuentras el instrumento, házmelo llegar... por las dudas le de a mi alma eso de caer en la nostalgia.
Aunque intuyo, sólo nos queda el conjuro de la palabra, de la poética, para derramarnos en ella.
Para reiventarnos en ella.
Y quién sabe.
Un abrazo.

mié. mar. 22, 02:59:00 a. m. 2006  

Publicar un comentario

<< Home